lunes, 24 de noviembre de 2008

DÍA TRISTE EN LA CARRETERA.


He llegado a casa después de una estupenda salida motera con la compañía de buenos amigos.
Ha sido una ruta estupenda, con una comida fabulosa acompañado todo el rato por risas y mas risas.

Poco rato después, me entero que un grupo de motoristas que se disponían a pasar como yo, un domingo de buena ruta y mejor compañía, han sido envestidos por un coche en la AP-7 a la altura de Gelida. El balance ha sido de dos compañeros muertos, y otros dos en estado muy grave.

Estoy triste al pensar que ellos no han podido llegar a casa contentos de haber disfrutado de sus motos, y que no han podido contar hoy en el trabajo la aventura de ayer.
Mi pésame a sus familiares y amigos.

Otra vez nuestra comunidad sufre el duro golpe de perder a compañeros, fruto de la mala educación en la carretera. Hasta cuando durará esto.

v.ss y ráfagas.

4 comentarios:

Antonio Fernández-Coronado y Rossi dijo...

Resulta que estos dos motoristas que encontraron la muerte en la carretera, en Gelida, y los otros dos motoristas que se encuentran en estado grave, circulaban correctamente hasta que el conductor de un turismo, que circulaba con exceso de velocidad y que dio positivo en la prueba de alcoholemia, los embistió por detrás al no poder controlar el vehículo debido al coctel ALCOHOL Y VELOCIDAD. El resultado ha sido este triste balance. Este irresponsable ha segado la vida de unos motoristas, al tiempo que otros están librando un tenso pulso con la muerte, debido a su grave estado. Los motoristas han de enfrentarse a un cúmulo de peligros en la carretera: El mal estado del firme; las viguetas que sujetan las biondas y los borrachos que conducen sus vehículos con exceso de velocidad.

Anónimo dijo...

Encima lo dejan de patitas en la calle.
Que barato sale matar en la carretera.

Manu dijo...

Todo mi apoyo a la familia.
Como dices un fin de semana triste.

Anónimo dijo...

No tengo palabras para describir lo que siento.

v.ss al cielo por los compañeros.